Search
  • ZAC

EN BUSCA DEL CONOCIMIENTO

Updated: Aug 9, 2019

Si no cultivamos en nuestro interior el sentir que existe un conocimiento de nivel más elevado o superior, difícilmente podremos acceder a saber quienes somos.


El hombre Vitruviano

El ser humano a lo largo de la línea de tiempo de su existencia, se ha inquietado por saber el misterio de su esencia y posterior destino; cae de su propio peso entender que con lo anterior, no se hace referencia al pensamiento de cada Alma individualizada como tal, sino a la de aquellos que eran permeables a saber -por algún tipo de magnetismo- que existía una realidad superior, la cual, buscada y entendida, ayudaba a la evolución de la conciencia a elevarse a otros niveles de entendimiento. Es sabido que desde la antigüedad, estos buscadores de la verdad, se han desconectado de los conceptos admitidos por la masa común o vulgo -masa que a su vez, ha sido sometida por hombres superiores a una esclavitud religiosa-. para entregarse a la reflexión meditativa en un entorno que así lo permita sobre la realidad de la vida, hasta llegar a comprender sus causas y consecuentes efectos. El resultado arrojado por sus reflexiones en los abismos de meditación en que habitan, es la Evolución; en tales abismos de introspección, han encontrado como sentido de la vida la Evolución de la consciencia. Se han fundido con el secreto de las fuerzas naturales que rodean al hombre hasta el punto de dominarlas y transmitirlas a fin de que todos podamos ayudarnos en nuestra evolución.

Todos los seres humanos poseemos facultades que están a la espera de ser despertadas para acceder a un conocimiento más elevado. Las distintas corrientes de pensamientos antiguas como los Gnósticos, Teósofos o la Antroposofía como el mismo R.S, han entendido y por derecho propio de conocimiento y experiencia han hablado de un mundo espiritual y uno anímico, tan reales para algunos como lo es el propio mundo sensible que nos rodea, en el cual podemos palpar la materia y todos nuestros sentidos interactúan con ella. La pregunta es: ¿cómo puedo despertar o activar dichas facultades que están en estado latente de reposo? Desde el primer "parto" de la humanidad, estas enseñanzas fueron solo para unos pocos privilegiados, de allí que el término "oculto" - occultatum - haya desprendido un poco de misterio y hasta para muchos algun genero de duda ya que, si se habla de un saber verdadero, debería ser abierto para toda la humanidad. Vale la pena aclarar que aquí el término "oculto" hace y hará referencia a las verdades superiores veladas a la masa crítica, y no a las inferiores prácticas grotescas del vulgo.

Para los iniciados en estos temas salta a la luz la siguiente reflexión: ¿cómo el ser que no está despierto a la señales naturales que la vida le manifiesta acerca de estas facultades que en el dormitan, buscaría algo relativo a ellas si su conocimiento ignora que existen?

Templos del Saber o del Espíritu del Conocimiento.

Una poderosa voluntad se manifiesta en el equilibrio perfecto del cielo y de la tierra, y es la que une al hombre a las eternas leyes de la naturaleza.


La Escuela de Atenas

Estas enseñanzas no son propias de unos sino de todas las personas, el poder hacerse a ellas es cuestión de tomar el camino apropiado, es decir, basta con hacer una búsqueda interior sincera y con el ferviente deseo de adquirir dicho saber. A través del autodescubrimiento, dichas facultades nos llevaran a un conocimiento más elevado.

En los tiempos de la temprana humanidad (entendiendo que antes había dos grandes continentes, es decir, en la época pre diluviana que eran Lemuria y Atlántida), existían los templos físicos del saber, el conocimiento que aquí se impartía era de gran altura en todos los campos, tecnológico, médico, filosófico, astronómico, matemático, alquímico etc. Otro ejemplo es la Academia de Platón, y la escuela de Pitágoras a quien le dedicaremos un capítulo aparte. Egipto en su momento fue el centro de desarrollo cultural más importante, aca se encontraban poderosas escuelas de iniciación o escuelas de Misterio (Per-ankh), como se les denominaba, algunos ejemplos de estas cuales eran: La Escuela de Heliópolis, de Tebas, de Mênfis, de Hermópolis, y de Filae, entre otras. La función de estas escuelas era adiestrar a los sacerdotes egipcios en la sabiduría milenaria; según iban avanzando alcanzaban conocimientos superiores como lo era el proceso de la construcción de las pirámides y el pleno entendimiento del Arte, la Religión, la Ciencia, la política, los procesos del Alma y sus subsiguientes niveles y también la vida y la muerte.


LA DOCTRINA HERMÉTICA GENERA LAS HERRAMIENTAS INTELECTUALES PARA AYUDARNOS EN NUESTRA BÚSQUEDA INTERIOR RESPETANDO CREDOS Y LIBRE ALBEDRÍO.


La philosophi lapis -por acuñar un término a la base de estas escuelas- eran los Misterios -palabra que deriva del griego muo -"cerrar la boca"-; estos se daban en forma de rituales que eran a propósito ininteligibles al vulgo, aquí se impartía en forma de representaciones dramáticas hechas por Hierofantes y neófitos el conocimiento sobre la Causa Primera, sobre la relación del Espíritu del macrocosmos con el Espíritu del microcosmos, además se adoctrinaba en Medicina, Magia, Música y en arte de la Precognición.

El término Hierofante no fue introducido por la Masonería, este sacerdote ya existía en la época Egipcia, y era el filtro para aceptar a los nuevos Maestros griegos formados en estas escuelas de misterios que, a su vez, venían de superar las mortales pruebas impuestas en la Pirámide Iniciática, a través de la cual comenzaban su proceso de transmutación intelectual al cruzar la puerta que se encontraba entre las patas de la imponente Esfinge buscando ser poseedores de los misterios de Isis y Thot, una vez aceptados se convertían en grandes Maestros y estaban ya en capacidad de trabar conocimiento con estos sacerdotes iniciáticos. Esta sabiduría fue la que les permitió al regreso a sus distintas tierras crear las diversas escuelas Filosóficas -que serían adaptaciones egipcias aplicadas en Grecia y Roma. Ejemplo de las luminarias florecidas de esta sabiduría son Platón, Anaxágoras, Tales de Mileto, y Pitágoras entres otros tantos; y algunas escuelas como la de Alejandría, la de Parménides, Plotino, además de el legado de Sócrates.


Con el pasar del tiempo y el abuso del conocimiento ejecutado por parte de algún sector para la dominación y el sometimiento de los seres, dichos templos dejaron de ser visibles al ojo común, pero continúan existiendo en planos superiores del Saber o Espirituales, y todo aquel que desee honestamente buscarlos los encontrara.

No se puede escalar las cimas espirituales sino atravesamos las puertas de la humildad.

Como decía R.S." Solo podremos llegar a un conocimiento verdadero si hemos aprendido a apreciarlo".


Vida Interior.


La búsqueda para mejorar nuestras vidas no tiene otro punto de partida más que el desarrollo de la vida interior; para ello debemos reservar momentos de quietud interior, para lograr en esos lapsos de tiempo discernir lo esencial de lo no esencial, lo verdadero de lo falso, lo real de lo irreal.

Estas antiguas enseñanzas, a las que se hace referencia, siempre fueron dadas en un lenguaje simbólico; los símbolos, al igual que los mitos y los ritos, han tenido el objetivo de velar bajo una forma armoniosa las enseñanzas que no estaban al alcance de todos, con ellos, se buscaba transmitir las verdades adquiridas sin dejarlas comprender a los que no eran llamados para ello.

Para lograr los momentos de quietud interior, solo debemos por un breve tiempo olvidarnos por completo de la vida diaria que llevamos, olvidaremos el caos mental y emotivo que pueda estar haciendo su trabajo en dicho momento, dejar que los placeres, dolores, preocupaciones, y demás pensamientos naveguen por nuestra mente para comenzar a verlos en detenimiento desde un ángulo más elevado, mas analitico, es decir, en estos momentos de introspección, lo que se pretende es juzgar y afrontar nuestras experiencias como si fuesen las de otra persona; por ejemplo, un evento negativo de la vida cotidiana de otra persona, la veríamos muy distinto a si fuera nuestro problema, ya que podríamos evaluarlo y juzgarlo con la frialdad y calma que se nos permite, por el solo hecho de no ser nuestro. Tras la mecanica pero consciente y dedicada ejecución de este proceso, es más que seguro que aparecerán las potenciales soluciones bajo una luz nueva.

Dominio de los Pensamientos.

Lo invisible (Pensamiento), se hará visible (Materia); pero sino lo podemos pensar, no podrá transformarse en imágen en nuestra mente, lo que a futuro queremos se haga físicamente visible.

Pensador de Rodin

Debemos hacer hincapié en que lo que pensamos también lo debemos sentir intensamente si queremos hacerlos realidad. Debemos de excluir toda idea negativa o que desvíe nuestra intención. Para conseguir un determinado propósito, se debe lograr que ese pensamiento y el sentimiento consecuente se fusionen en una sola intención en el alma. Si se logra lo anterior de manera positiva, en un lapso de tiempo y después de haberlo practicado intensamente, sentiremos el surgir de una fuerza interior, esto nos permitirá una percepción que consistirá en ver lo que antes era invisible gracias al del despliegue del poder del pensamiento y de los sentimientos que hemos despertado interiormente.

En el caso de los pensamientos negativos o de peligro, debemos fortalecer nuestro ánimo hasta lograr la convicción, es decir, debemos reflexionar que el miedo de nada nos servirá, no debemos sentirlo, deberíamos suprimir lo anterior enfocando el pensamiento solo en lo que hay que hacer (es un proceso, claro está, pero como todo proceso debe tener un punto de partida), debemos progresar en esto hasta lograr que en los momentos agitados por el temor, el sentimiento de "miedo" se convierta en una imposibilidad. Si logramos tal dominio en nuestro pensamiento, desarrollaremos ciertas fuerzas internas que nos traerán la anhelada paz interior y quietud mental, para enfrentar la vida desde otra perspectiva más elevada.

Con el tiempo nos daremos cuenta que antes pensabamos y actuabamos desde cierto grado de la ignorancia, en otras palabras y para dar solo un ejemplo, el que anteriormente actuaba con ruindad, ahora se dará cuenta lo destructivo que puede ser el egoísmo.


El desprevenido lector se preguntará, ¿qué importa la verdad sobre estas vertientes de conocimiento "del pasado" en un mundo como este, cuyas aspiraciones son netamente materiales?, es un interrogante completamente válido. Tanto en este espacio, como en el Taller, no se pretende ni se busca instalar conceptos o doctrinas de pensamiento que no sean las aceptados y asimiladas por cada individuo, lo que si se pretende, es mostrar que de las enseñanzas anteriormente descritas se han desprendido una serie realidades que de una manera u otra y a lo largo de nuestra vasta existencia, han dado paso a la evolución del pensamiento, a la evolución de la conciencia, ayudando de esta manera a combatir la principal enfermedad en el hombre, la ignorancia, y con ella, algunos de sus problemas.



13 views
  • White Twitter Icon

© 2023 by AZ.

Buenos Aires, Argentina